Código:
304764

Mis primeros juegos - ¡ A la cama!

A la cama es un juego de mesa para niños desde 2 años que aborda un tema central de cada día que es la hora de irse a dormir a través del juego. Sus reglas sencillas y sus materiales lo hacen muy llamativo y despiertan su curiosidad.

¡Ya es hora de irse a la camita! Pero la liebre, el oso y el gato no pueden dormir porque sus camas, sus almohadas y sus mantas se han desordenado al jugar. Además, cada animal necesita sin falta su animalito de peluche favorito. Si los jugadores tienen buena memoria y un poco de suerte al dar la vuelta a las fichas, conseguirán llevar rápidamente a los animales a sus camas.
11,50 €
Últimas unidades en stock
Impuestos incluidos
  • Nuevo
zoom_out_map
Descripción
Descripción del producto
  • A partir de 2 años.
  • de 1 a 3 jugadores.
  • 3 figuritas de animales, 3 animales de peluche, 3 camitas, 3 almohadas, 3 mantas, 20 fichas, 1 cartón de imágenes, 1 instrucciones del juego.
  • Colocar las fichas boca abajo en el centro de la mesa; situar al lado la liebre, el oso, el gato y el cartón; preparar las camas, las mantas, las almohadas y los animales de peluche como provisión.
  • Juego cooperativo; un jugador destapa una ficha: colocar la cama, la almohada, la manta o el peluche con la figura que corresponda; o bien, situar la ficha con el orinal, el vaso, el cepillo de dientes o el libro sobre el cartón.
  • Situar al animal en la cama tan pronto como se hayan conseguido la cama, la almohada, la manta y el animalito de peluche correspondientes.
  • Los jugadores habrán ganado si los 3 animales se encuentran en la cama antes de que las 8 fichas se hayan colocado en el cartón; de lo contrario, habrán perdido.
  • Con variante "Memo" y "Lotería.
  • Medidas: 23 cm x 15 cm x 6 cm.
Opiniones

Opiniones

Sin opiniones por el momento

Escribe tu opinión

Mis primeros juegos - ¡ A la cama!

A la cama es un juego de mesa para niños desde 2 años que aborda un tema central de cada día que es la hora de irse a dormir a través del juego. Sus reglas sencillas y sus materiales lo hacen muy llamativo y despiertan su curiosidad.

¡Ya es hora de irse a la camita! Pero la liebre, el oso y el gato no pueden dormir porque sus camas, sus almohadas y sus mantas se han desordenado al jugar. Además, cada animal necesita sin falta su animalito de peluche favorito. Si los jugadores tienen buena memoria y un poco de suerte al dar la vuelta a las fichas, conseguirán llevar rápidamente a los animales a sus camas.

Escribe tu opinión